TAURO, “el signo práctico”

TAURO, “el signo práctico”

La Kabbalah explica…

Venus es conocido como el planeta del amor, el deseo y la belleza, pero también es una de las “Klipá” o cáscaras más fuertes que existen conocida como “Noga”, esta funciona de tal manera que no permite el acercamiento a la espiritualidad genuina, es un tipo de cáscara que utiliza el engaño interno de la persona para no permitir que despierte y  pueda conectar con la verdadera espiritualidad. Le hace creer que ya lo hizo para que se relaje y no haga más esfuerzo en estudiar, meditar, orar, o cualquier actividad que le acerque al reconocimiento de su propio espíritu.

La combinación de Tauro y Noga, que consiste en amor, belleza y deseo, es lo que envuelve a la persona nacida bajo este signo. Noga utiliza la belleza y el Amor a su favor para ocultarse, por lo que un Tauro siempre buscará la belleza y se alejará de lo que carece de ella, se aleja de lo duro y el esfuerzo, de lo que implique ensuciarse las manos o pasar un mal rato; de esta forma se sumerge en lo hermoso, amoroso y cómodo, exponiéndose peligrosamente a Noga, quien se alimenta del estado de inconsciencia de la persona.

Características

Les gusta la estructura, la rutina y tomar su tiempo para hacer las cosas. La idea de cambio les asusta, piensan en la seguridad antes de probar algo nuevo y diferente. Aman la comodidad, tener cosas hermosas y son leales a sus amigos.

Suelen ser testarudos, aparentan ser tranquilos y amorosos pero por dentro guardan un fuego peligroso. Es reconocido como el más necio de los 3 signos de tierra, siendo aquel que pide respuestas pero no las acepta, pide consejo pero no lo sigue, pide la cura pero no la toma!!!

Son super lentos, no les gusta la prisa, no les importa si los demás van tarde por causa de ellos, lo único que les interesa es su tiempo y comodidad.

Son muy pacientes, pero cuando se enojan le hacen honor al Toro que los representa. Son ciegamente violentos al pasar sus límites, tardan mucho en enojar pero cuando lo hacen son una explosión muy fuerte que lentamente regresa a la calma. No les gusta guardar rencores porque les implica esfuerzo extra.

Son muy parecidos a Piscis respecto al tema del esfuerzo y trabajo, con la diferencia de que Piscis se da cuenta de las cosas pero aún así no le importa; mientras que Tauro al estar contaminado con Noga, tiene un estado adormitado que le impide darse cuenta de su situación, no se da cuenta porque no quiere esforzarse por despertar a la realidad. Viven en una burbuja, convencidos de que no pasa nada.

Tauro tiende a llevar una vida dentro de un entorno caótico, en la carencia económica constante, carencia afectiva, carencia de salud, carencia de estabilidad, a pesar de ser un signo de tierra. Puede padecer de todas esas carencias juntas o algunas de ellas.

Sufre por un tiempo pero cuando recibe un poco de alivio se le pasa el sufrimiento y empieza su ciclo carente de nuevo, permaneciendo en un circulo constante. Todo esto es a causa de que se niega a hacer el esfuerzo por reconocer la influencia de la Klipá y sigue convenciéndose de que todo esta bien… No ve lo que le perjudica, solamente ve el lado “bonito” de las cosas.

Su tiempo de descanso, alimento y ocio es sagrado!

Son pasionales, piensan mucho en la materia, les interesa el dinero y de la misma forma atraen preocupaciones a causa de ello, ya que al ser muy cómodos difícilmente logran sus metas financieras.

Les gusta el orden y la limpieza, pero nos les gusta limpiar ni ordenar, prefieren pagar por ello, pero buscan un precio cómodo y lo más bajo posible. Son pulcros en su aseo personal y como no tienen noción del tiempo pueden pasar horas acicalándose.

Son muy orgullosos y en combinación con la terquedad y la flojera resultan difíciles compañeros para convivir.

Imponerles orden, rapidez o cambio es como “provocar al toro”.  La presión es su veneno, harán cualquier cosa incluso acudir a la mentira para permanecer en su comodidad. No les gusta viajar a menos que sea al campo o a algún destino en la naturaleza.

Pueden nacer y morir en la misma casa, con las mismas posesiones materiales, jamás piensan en renovar un mueble o comprar algo nuevo, prefieren lo antiguo y lo que siempre han tenido.

Su apego a la materia es muy fuerte debido al elemento tierra que les gobierna; su “casa” es su comodidad y seguridad, ojo! no su hogar o la familia porque a un Tauro generalmente no le interesa formar un hogar porque eso implicaría salir de su comodidad individual. Su casa será cómoda y agradable pero para nada elegante o con decoración de diseño.

Son súper tacaños, les cuesta dar y sus regalos generalmente son malos. Son muy responsables, trabajadores pero también necesitan descansar mucho más tiempo del que invirtieron en trabajar.

Si alguien necesita ayuda, buscarán una justificación para no ayudar y así evitar salir de su zona de confort, pero les es muy importante quedar bien justificados para no generar molestias que le impliquen esfuerzo.

Son amantes de la música y una característica que les marca es que casi siempre tienen música de fondo para realizar sus actividades diarias.

Planetas regentes

El planeta del amor, la belleza y las relaciones! Tiene la importante tarea de guiar la forma en que pensamos sobre el amor y cómo actuamos frente a nuestras necesidades y deseos. También, influye en lo que la sociedad significa para nosotros y el papel que juega la gente en nuestras vidas.

Mientras que Júpiter es el “planeta benefacator” según la Astrología, Venus se considera el menos benéfico, en el sentido de que no nos da nada sin esfuerzo previo.

Astrológicamente es identificado como un planeta personal que nos aporta apreciación y valoración… es el deseo en persona y por ello rige la Ley de Atracción, “atraemos lo que somos y luego lo reflejamos”, como el espejo de su símbolo nos muestra.

Venus ejerce una fuerza de atracción hacia nuestro verdadero ser, nos empuja a encontrarnos, a auto valorarnos y a conectar con nuestro autoestima ya que es en él en donde se construye el “ser”.

Al momento de reconocer el Ser, estamos listos para hacer y atraer todo aquello que somos en el interior y que luego se refleja en la experiencia externa de vida.

Así podemos ver que Venus es un planeta de mucho beneficio porque nos exige trabajo interno y conocernos, apreciarnos y valorarnos antes de que podamos garantizar recibir esos mismos aspectos de otras personas.

Es decir que si antes de buscar pareja no he aprendido a amarme a mí mismo, lo único que voy a atraer son parejas problemáticas que reflejen mi falta de amor propio.

Si no he reconocido mi valor propio, ninguna persona será capaz de valorar mi trabajo o mis acciones; me sentiré poco apreciado y vacío. El mensaje de Venus es, que la plenitud de “las buenas relaciones de pareja y socios se originan en el interior”.

Deja una respuesta