Numerología

¿ Qué nos dicen los números?

Vivimos en un mundo en el que los números son muy importantes para nosotros desde pequeños nos enseñan matemáticas, nos enseñar a sumar y a restar y para qué sirven los números en la vida diaria. También nos enseñan que los números están muy relacionados con nuestro cuerpo tenemos 32 vértebras, 2 ojos, 2 orejas, 4 extremidades etc. Pero no nos enseñan el significado de cada número. No nos enseñan que cada número cuenta algo. ¿ Y si los números nos explicasen más de lo que vemos a simple vista?

La ciencia antigua nos habla de los números como expresiones espirituales. Existe una profunda y extensa filosofía del número que se relaciona con todo el abanico de potencialidades del ser humano. El símbolo numérico proviene del estudio de su vibración. Esta vibración se asocia a la fuerza de la energía activa en nuestro universo.


Existe un claro arquetipo numérico y lo encontramos en el origen, el Génesis de la Creación. Todas las ciencias empíricas se basan en secuencias numéricas pero sin tener en cuenta la génesis del número. La esencia de los números pertenece a la conciencia del Ser y esta conciencia tiene que decodificarse. Todo lo que existe está compuesto por secuencias infinitas de códigos numéricos. Estamos inmersos en un universo en el que la geometría sagrada está presente en todas partes, desde los fractales de la naturaleza que nos expresa la energía de la vida, pasando por los templos, los lugres de poder que contienen información numérica. Se trata de las matemáticas del alma.


Reencontrarnos con nuestros códigos numéricos nos permite conectar con nuestra esencia de vida, y los encontramos en los números personales tales como la fecha de nacimiento y las letras que componen nuestro nombre y apellidos.
El propósito de un estudio numerológico no es la predicción de hechos, no se trata de un método de adivinación, sino más bien una forma de conectarnos con las secuencias que nos influencian, con esos códigos personales que expresan un potencial determinado. Las fechas, las cifras nos hablan, los números que vemos de forma repetitiva y que se presentan a nuestra conciencia nos transmiten alguna información.


El número se expresa mediante un valor, un símbolo que corresponde a una realidad viva en el universo. El número tiene una expresión física y metafísica. Guarda relación entre lo que tangible e intangible. Los números son abstracciones, las cifras nos hablan en un lenguaje subjetivo y manifiesto.
Primero fue la numeración primitiva, basada en la repetición. Tantas cifras por números de “cosas”. Existen tres conceptos básicos en el mundo de la ciencia numérica: La existencia de cifras, del 0 al 9. Un principio posicional, el lugar que ocupa la cifra; y la expresión de los valores que maneja dicha cifra compuesta por números, o sea estados energéticos.
Por otra parte está el concepto del 0, el que permite establecer una base sobre la que posicionar las cifras, la más utilizada la base 10.


Los Números han estado presentes desde la prehistoria, se puede decir que forman parte importante de los conocimientos humanos: Física, Química, Astronomía, Ingeniería, Arquitectura, Electrónica, etc. Para los primeros Pitagóricos, los Números eran de vital importancia, aseverando que los que integraban el nombre del individuo, moldeaban su carácter y su destino. A esta relación entre Número y letra se le conoce como Numerología dialéctica. Los antiguos sabios y los hoy científicos nos esclarecen que en el Universo el caos no existe. Por el contrario coexiste con el orden, basado en principios ontológicos de la relación entre el ser y la existencia, esto se relaciona a su vez con la metafísica, en donde la más pequeña partícula (que aún la buscan los científicos y son los llamados hadrones y la formación de el Cosmos tienen relación directa con nuestra existencia en este plano. Es muy interesante saber lo que hoy en día están buscando los científicos, tratando de comprender el mundo, su origen y cómo funciona. Uno de los métodos, es tratar de crear la gran explosión que generó origen al Universo, encontrando esta partícula. Este viaje ya comenzó originando gran polémica en el mundo, creando una máquina que tratará de recrear las condiciones imperantes después del Big-bang. Partiendo del principio de que todo en el Universo, sea la primera o la última partícula, provoca vibraciones; así, podemos entender que los Números, son fuerza que contiene energía que afecta en todos los sentidos de la existencia terrena.


Que los matemáticos no se ocupen ya del valor emocional o espiritual de los números no significa que dejen de existir, simplemente no les interesa, aunque hay personas con una mente científica que no renuncian a la metafísica de los números. Los códigos numéricos no nos hablan solo en un lenguaje matemático, sino en un idioma universal y energético, porque con los números podemos medir la expresión de la vida, su vibración, las resonancias de todo lo creado, la gravedad y la electromagnética, las estructuras atómicas, los diseños de los fractales de la naturaleza como campos de información que nos habla del ser y de todo su desarrollo.
Como siempre se trata de volver a unir la ciencia y la conciencia para percibir esa melodía que cohesiona la materia. Nadie duda de que la música son secuencias numéricas que sintonizan con los estados vibraciones de cada persona; Nos gustan, nos llegan, nos emocionan ciertas melodías, o nos repelen, porque no conectan con las frecuencias que nos habitan. Todo se expresa en números, porque los átomos son códigos y estos códigos son numéricos.


Los números son ideas-Fuerzas, intermediarias entre el plano invisible y el plano visible de las existencias. Todos los números son emanaciones del 1, que es la primera fuerza activa y actuante en la Emanación del Mundo.


Nacemos en un día predestinado dentro del Esquema Universal, sabemos que las “casualidades” no existen, existen las “Causalidades”, y bajo la Ley de “Causa-efecto” Ley del Karma y las vibraciones emitidas en ese momento, se puede decir entonces que: “elegimos sin elegir en forma consciente” es decir, lo determinamos según las leyes operantes dentro del esquema universal y así se determina entonces donde renacer, con qué padres y familiares, por la ley infalible del Karma (Elección/Acción/Consecuencia), somos empujados al lugar donde mejor podemos realizar la purificación del Karma y así avanzar un peldaño más en la escalera de la evolución. En el campo de energía terrestre, en el instante mismo de nacer recibimos la influencia de los Números imperantes. No es predestinación, es ley de consecuencia. Al recibir nuestro nombre existe también una importante fuerza que determinará los aspectos positivos y negativos en nuestra formación evolutiva. Podemos entonces determinar que la Numerología nos ayuda entre otras cosas a:
• Conocer mejor todas nuestras potencialidades.
• Hacer un análisis profundo de nuestra personalidad.
Nos ayuda a trabajar con aspectos negativos que afecten nuestras relaciones.
• Acentuar las cualidades positivas naturales.
• Comprender mejor nuestra misión en esta encarnación.
• Conocer aspectos de vidas pasadas.
• Conocer vibración del año en curso para actuar de acuerdo a tus potencialidades y retos.
• Ayudar a ver con más claridad el panorama general de las diferentes etapas de vida.
• Alcanzar un pleno desarrollo del potencial que cada uno tiene para poder vivir de forma equilibrada en todos los planos de nuestra vida.


Hoy día el estudio numerológico es más frecuente de lo que creemos, es como un sello de presentación. Analizando la fecha de nacimiento y el nombre descubrimos muchas cosas de la personalidad. Más que la vertiente predictiva, encontramos en los números claves que nos facilitan mensajes.

Si los números representan estados de conciencia que marcan en cierta medida el carácter, las circunstancias, las motivaciones personales, los objetivos de una persona, cuando trazamos un mapa de vida numerológico, aprendemos a conocernos mejor. El nacimiento no solo se refiere a una persona, sino que también lo podemos relacionar con un proyecto que deseemos impulsar.


Muchos negocios y empresas utilizan combinaciones numéricas para conocer más a los individuos que vean a hacer la entrevistas de trabajo o para lanzar sus productos al mercado en un día predeterminado y escoger el momento en que registran sus patentes.

De la misma forma que se despierta el Ser Interior para modificar el rumbo de la vida, o cambiar la energía de algo que está estancado, escoger también los números adecuados a nuestros propósitos nos puede ayudar a cambiar las energías de una experiencia. Pero no son los números que lo hacen, sino la energía y nuestra voluntad a la hora de hacer las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies