Numerología

Numerología: la fecha de nacimiento

En la numerologia, los numeros le dan el nombre a esta ciencia-arte. Son pilares fundamentalesde esta disciplina: por poner un símil, son los ladrillos con los que trabaja el albañil para construir casas; como los planos con los que el arquitecto las diseña; como la tela que usa la modista para elaborar una prenda o como los ingredientes básicos con los que el cocinero prepara sus comidas. Se asocian a una serie de analogías, procesos y cualidades psicológicas. Muy a menudo se habla de personalidades a partir de los dígitos, pero antes de eso son simplemente cualidades del universo. En numerología basica se trabaja fundamentalmente con los 9 dígitos, que son expresiones numéricas puras.

Todo se reduce a uno de estos 9 números, que van del 1 al 9. El 0 no designa cantidad pero se lo considera como un número; y el 10 también aparece frecuentemente como número aunque no es –en el sentido estricto de la palabra– un dígito. A partir del 10 en adelante se habla de números dobles.

Dentro de este gran grupo hay dos categorías de números especiales: los famosísimos Números Maestros (11, 22, 33) que tienen la vibración duplicada de un número y los Números Kármicos (13, 14, 16 y 19) que señalan experiencias importantes de otras vidas que no se han llevado bien y que deben ser revisadas en la presente encarnación –en el caso de que un individuo los tenga, por ejemplo, en la fecha de nacimiento–.

Fuera de estos números especiales se habla simplemente de números dobles que obtienen su significado de la combinación de cada dígito por separado así como de la fusión de ambos. Por ejemplo, el número 17 tiene algo del “1” y del “7” pero también del “8” que procede de la suma de ambos.

En Numerología basica siempre se busca la esencia de las cosas y por eso hay procedimientos que llevan a sumar o combinar elementos para dar lugar a un tercero, que se considera la expresión unificada de los dos primeros.

En términos más específicos, la Numerología básica analiza el Nombre y la Fecha de Nacimiento, dos elementos que nos identifican energéticamente hablando. Y lo que se hace es buscar qué características tienen, a partir de los números que compone cada uno. Esto sería como nuestro “DNI energético”.

Empecemos por la Fecha de Nacimiento. La fecha de nacimiento El día, el mes y el año en que nacemos es nuestra primera manifestación concreta. Es poco común que sepamos nuestro día de concepción, pero la mayoría de las personas –salvo casos especiales– conoce el momento en que nació. La Numerología considera, entonces, estas tres medidas de tiempo y extrae información simbólica de ella.

Como los números tienen una vibración, cada día, mes y año tiene la suya propia: por ejemplo, primer día del mes o el mes de Enero tienen una vibración “1”; Agosto o el octavo día de cualquier mes vibra en “8”. Además de la consideración individual de estos tres elementos, lo que se analiza es la combinación: el número resultante de la suma de los tres tiene algo importante que decir acerca del nivel evolutivo de la persona, lo que ha hecho antes de nacer –en otras vidas, quizás–, lo que debe hacer en esta vida presente y hacia dónde se dirigirá si hace bien los “deberes”.

Aquí es dónde se hace más nítida la concepción numerológica de que la Tierra es una escuela porque los dígitos que proceden de nuestra fecha de nacimiento nos hablan de lecciones aprendidas y de aquellas que debemos aun aprender.

Esta analogía equivale a los “grados” o “años” (según como se le diga a los distintos ciclos de aprendizaje educativo en tu país) de una escuela.

Cada grado o año tiene una serie de lecciones que deben ser incorporadas, pero el hecho de estar en un nivel particular ya nos dice algo de qué lecciones llevamos aprendidas.

La evolución siempre es progresiva, es decir que si alguien tiene el “6” como número que identifica los aprendizajes realizados ya se sabe que ha aprendido los “5” niveles anteriores y que ahora se dedica a las características y situaciones propias del “6”. Y que, en el futuro, vivirá el “7”. Esta es la evaluación que se hace de la fecha de nacimiento: ayuda a clarificar nuestro destino. Y por la propia combinación de día, mes y año también quedan definidas las cosas que nos sucederán en ciertas etapas de vida, que no dependen de la edad cronológica. Es un análisis bien profundo y detallado el que puede hacerse: ¡un mapa súper nítido de toda nuestra vida!

Los entendidos en numerología dividen los días del mes en tres elementos: Agua (ciencia), Fuego (negocios), Aire (arte), cada una de ellas tiene unas características, como a continuación se expone.

Los numeros son energias que influyen en nosotros

ELEMENTO AGUA

El elemento Agua al cual pertenecen los nacidos los días 1, 5, 7, 10, 14, 16, 19, 23, 25 y 28, personas que se destacan por sus cualidades intelectuales.

Los nacidos los días 1, 10, 19 y 28 son originales y creativos, odian la rutina, buscan la individualidad y detestan “copiarse” de los demás, siendo desde niños independientes y autosuficientes. Esto se menoscaba si han recibido abusos. Se convierten pronto en líderes ocupando cargos de alto rango, pero deben controlar su necesidad de dominio.

Los que nacieron un 5, 14 y 23 son inquietos e inestables. Odian la rutina, buscan trabajos independientes donde no tengan presión ni de jefes ni de horarios. Les gusta ser sorprendidos con detalles por parte del ser amado. Tienen poderes psíquicos.

Los que nacieron el 7, 16 y 25, son los eternos estudiantes, con su alto sentido de la observación se pueden destacar en el campo científico, les cuesta mucho trabajar en equipo, de hecho prefieren la soledad. La duda es uno de sus grandes enemigos, ya que opaca su intuición.

ELEMENTO FUEGO

Son influenciados por este elemento todos los que nacieron el 2, 4, 8, 11, 13, 17, 20, 22, 26, 29 y 31, quienes están orientados hacia las actividades financieras. Los nacidos el día 2 son sociables por naturaleza, son excelentes para trabajar en grupo, grandes colaboradores y deben cuidarse de anteponer las necesidades de los demás antes que las propias. Talento en todas las artes.

Los que nacieron un día 4, son prácticos y los domina la razón, no encuentran difícil llevar a cabo sus ideas. Su gran metodología los lleva a tener progreso en las finanzas, son muy entusiastas por eso son el alma de las fiestas. Los que nacieron un 8, tienen facilidad para conseguir dinero y gracias a su magnetismo encuentran oportunidades excepcionales para mejorar sus ingresos.

En un día 11 han nacido las personas que llevan en su cabeza grandes proyectos, pero debido a su desmedida fantasía no logran concretarlos. Las ciencias exactas son muy aburridas para ellos, aunque cada regla tiene su excepción, la mayoría prefiere dedicarse a carreras como la sociología, ciencias sociales y todo lo que esto conlleva. Tienen creencias arraigadas y por ello son convincentes en sus discursos.

El día 13 nacieron las personas que saben el terreno que pisan, son ambiciosos, pero no se ilusionan, ya que rezan el lema de que en esta vida nada es gratis. Su talento está orientado para gerenciar, planificar y administrar. Son muy críticas con ellos mismos y con los demás. Sensibles e intuitivos aunque su aspecto denote lo contrario.

El 17 tiene nativos muy trabajadores y tienen muchas cualidades relacionadas con la mercadotecnia, economía y contaduría. Sobresalen por su honestidad, son firmes e implacables cuando quieren conseguir algo, siendo el dinero algo muy primordial en sus vidas. Cuando están en privado con familiares y amigos se tornan cálidos.

El 20 provee a sus nativos del arte de la diplomacia, pero son indecisos. También tienen un gran espíritu de servicio, y pueden fácilmente trabajar en grupo, son los árbitros de peleas y discusiones, buenos consejeros y muy generosos.

Los que nacen el 22, son gente que promueven el bien común, para nada les interesa destacarse individualmente, a pesar de ser idealistas poseen habilidad para hacer inversiones y obtener grandes ganancias. Muy buenos para todo lo que se relacione con el público.

Los del 26 casi nunca tienen dificultades económicas, la providencia les beneficia colocándoles en el camino a todos aquellos que les ayudarán en sus metas. Son dinámicos y arriesgados, por ello son buenos para los negocios, aunque algunas veces pueden sufrir estrellones. La vida familiar es importante para ellos. El día 29 les regala a sus nativos una gran intuición. Son excelentes para expresar sus sentimientos a través de su gran talento artístico. Por su alta receptividad, muchas veces captan la melancolía de los que les rodean.

El 31 nacen personas dedicadas por excelencia. Suelen ser grandes arquitectos e ingenieros, no les gusta la soledad, comparten éxitos y fracasos con los seres queridos, nunca olvidan a quien les tendió la mano en un difícil momento.

ELEMENTO AIRE

Al Elemento Aire pertenecen individuos con tendencias creativas, logrando con esto impactar a los que los rodean, gustan de la agitación. Pertenecen a este elemento los que nacieron los días 3, 6, 9, 12, 15, 18, 21, 24, 27 y 30. El día 3 dota a sus nativos de mucha capacidad intelectual y de expresión con gran fluidez verbal y escrita, lo que los hace grandes periodistas, pedagogos y literatos.

Su simpatía es contagiosa y esto los hace grandes anfitriones. Para los nacidos un 6 el hogar es básico, son muy entregados a él, por ello son excelentes decoradores de interiores, les encanta hacer sentir cómodos a los que visiten su casa. Son afectuosos y sensibles. Su trabajo con niños se destaca porque tienen habilidad para la recreación.

Los 9 son humanitarios, buscan el beneficio común y dedican a esto mucho de su tiempo. Excelentes para ofrecer consejos. Aman los cambios en lo profesional, lo afectivo y en el plano económico. Les fascina viajar.

Los que cumplen años el 12 no tienen ningún problema en expresarse. Sus profesiones son el diseño industrial, la publicidad, la literatura y las artes gráficas. Impacientes y versátiles, pueden ocuparse de varios proyectos a la vez. Su fuerza interna y perseverancia los hace exitosos.

Al día 15 pertenecen aquellos que se casan y tienen hijos prematuramente, y a lo cual se dedican en cuerpo y alma. Se identifican con el arte. Su comprensión hacia los demás no encuentra eco.

El día 18 dota a sus hijos de la capacidad de entrega, por eso no es de extrañar que se dediquen al cuidado de un familiar enfermo o a un anciano, sin que esto se convierta en obligación. De aquí nacen los médicos, sicólogos, es el número del sanador por excelencia, pero no buscan reconocimiento.

Al día 21 pertenecen las personas sociales. Encuentran oportunidades en la pintura y el teatro, aunque deben desarrollar la concentración, pues les es difícil concretar. La emotividad está a flor de piel, por ello su vida afectiva interfiere en su profesión.

Al 24 les tocó recibir a seres activos, quienes asumen con facilidad responsabilidades de todo tipo. Sus profesiones son el magisterio y el Derecho, poseen oído musical y gran disposición para las comunicaciones.

El que nació un 27 es independiente y con gran seguridad en sí mismo. No les gusta apoyarse en nadie. Sus profesiones son la política y la milicia, ya que son individualistas, son grandes síquicos y mentalistas.

Los nacidos el 30, necesitan expresarse urgentemente y lo hacen por medios artísticos, gran capacidad para actuar. Dominan la palabra, poseen ideas fijas y convencen en sus discursos. Las actividades rutinarias no son para ellos ni los ambientes cerrados.

El camino que recorreremos nos lo dice la fecha de nacimiento, pero quiénes somos en realidad nos lo dice nuestro nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies