La Luna en los signos del zodiaco.

La Luna en los signos del zodiaco.

La Luna

La astrología lunar es la de los cambios que suceden rápidamente. La luna permanece unas 48h en un signo. Todos los movimientos de la Tierra y de las aguas están relacionados a la Luna, por lo que su posición es determinante.

La Luna se asocia a la madre, a la tierra, al inconsciente, a la parte oculta de nuestra personalidad, a las emociones, por lo tanto, en un signo de Agua la Luna estará en su apogeo y en uno de Tierra se sentirá realizada.

Sus 4 fases simbolizan el camino de la vida, de la existencia. Desde que nace hasta que muere, al igual que el ser humano, pasa por distintas facetas. Mide el tiempo efímero de las cosas, rige la naturaleza, la fecundidad, el nacimiento, los animales, el destino, los ritos de iniciación.
Las culturas antiguas seguían los ritmos de la Luna.

La Luna tiene dos caras, símbolo de Jano, en la mitología romana, y tiene dos caras que miran opuestas, una al este, el nacimiento, otra al oeste, la muerte, y se la invocaba para los nacimientos y para el combate.

Para los griegos, las fases de la Luna están asociadas a varias diosas; a Diana, la diosa virgen y cazadora que refleja la pureza de la gestación y representa la naturaleza en su más pura y sana expresión, es la puerta del Cielo. La
Luna en creciente expresa esa fecundidad y sensibilidad.

Resumen del símbolo Lunar

La esencia femenina, la mente inconsciente, el movimiento, el cambio, la creatividad, la familia, los ancestros, las ilusiones, la tolerancia, la intimidad, la afectividad, la hospitalidad y la comodidad. Es la fuerza cristalizadora; representa la maternidad, la fertilidad, la fantasía la
alimentación, la imaginación, la intuición, la receptividad, el dinamismo, la sensibilidad, el romanticismo, el misticismo y la poesía. Rige el estómago.

Disonancias: provoca inestabilidad; conflictos, melancolía, pereza, pasividad, indecisión, victimismo, sensiblería, despreocupación,
intolerancia, lentitud, informalidad, traición, confusión, desaliño, rencor, venganza, disimulo, esterilidad, despistes, engaños,
insensibilidad y temperamento caprichoso, infantil, torpe e inconstante.

La Luna en signos:

Signos de Fuego

Aries: Provoca movidas, intrépida, aventurera; muy impulsiva. Emocionalmente, son, en general, personas llenas de emoción, reacciones rápidas y espontaneidad. Aunque esto puede diferir de persona a persona, el elemento clave de este signo está en el deseo de progresar rápidamente y encontrar la total independencia.

Leo: Fidelidad a los ideales. Muy creativa e inspirada. Su naturaleza decidida les hace anhelar resolver todos los problemas que surjan, y pueden estar tan obsesionados con una solución que parecen fríos e insensibles. Sin embargo, en su esencia, la Luna en Leo otorga a los nativos una energía rica en buenos propósitos, dirigida hacia el bien y la promoción de un mundo más justo.

Sagitario: muy activa y al servicio de una causa. Produce cambios, anécdotas, confusión incluso. Amantes de la libertad, los signos de la Luna en Sagitario odian la rutina y no aceptan sentirse aprisionados. Estos nativos tienen una gran necesidad de explorar nuevas culturas, hacer nuevos amigos y estar en contacto total con la naturaleza. Con un gran gusto por el aprendizaje continuo, a menudo se sienten insultados cuando alguien cuestiona su inteligencia.

Signos de Agua

Cáncer: caprichosa, cambiante, educativa, poderosa, activa y agresiva, crítica y analítica, fastuosa y generosa, libertaria, fantasiosa. Estos nativos buscan el apoyo de otras personas y a menudo colocan su vulnerabilidad en manos de los demás, lo que a menudo los lleva a ser lastimados por aquellos que no viven el mismo nivel de emoción que ellos. Por eso es tan importante que los nativos con la Luna en Cáncer encuentren el equilibrio en su sensibilidad. De naturaleza extremadamente emocional, valoran mucho los lazos afectivos. Sin embargo, necesitan atención y afecto para sentirse seguros. El hogar y la familia son sus zonas de mayor confort.

Escorpio: genera conciencia, reconsidera, redimensiona, trabaja y suda. Estos nativos tienden a ser obsesivos en su búsqueda de la verdad. Este rasgo puede provocar cierta amargura y frustración. Raramente confían en los demás hasta que se sienten seguros. Aunque pueden parecer muy reflexivos al principio, cuando se sienten cómodos, son el tipo de persona que comparte sus esperanzas y sueños. A nivel personal, las personas con la Luna en Escorpio necesitan vivir experiencias emocionales intensas para sentirse completas. La seguridad se encuentra al llegar al corazón de alguien, más allá de la superficie.

Piscis: muchos guiones sentimentales, disminución de libertad. A nivel afectivo, los nativos con la Luna en Piscis se enamoran fácilmente y valoran las conexiones íntimas y profundas en detrimento de las vagas y superficiales. Extremadamente sensibles, en su interior y frente a los demás, las emociones de estos nativos viven en un permanente equilibrio emocional que, como signo de Agua, puede dejarlos emocionalmente agotados.

Signos de Aire

Libra: unión de lo complementario; armonización; expresión en el arte, intuición razonada. Cuando se sienten seguros y protegidos, a estos nativos les gusta hablar y expresar sus sentimientos más íntimos. Sus emociones se siembran en equilibrio, armonía, unidad y justicia. En las relaciones afectivas, los nativos con la Luna en Libra prosperan en compañía de sus seres queridos. Además, tienen un fuerte deseo de demostrar a las personas sus cuidados, así como hacer lo necesario para crear un ambiente más armonioso.

Acuario: interioriza. Piensa, medita. Enseña, filosofa, inventa, descubre. Quiere estar donde todos están y experimentar todos los triunfos y fracasos emocionales. Con gran deseo de relacionarse, luchan activamente por encontrar un puente de conexión con cualquier persona. En el ámbito de las relaciones, estos nativos encuentran significado y placer al conversar de grandes ideas. Los dramas emocionales no los atraen. Amantes de la libertad, aprecian el espacio y no les gusta ser controlados.

Géminis: libera el pensamiento, difunde, riqueza de matices, habla, se mueve, visión de la verdad o la mentira. Es naturalmente uno de los signos más expresivos del Zodíaco; por lo tanto, cuando un nativo tiene la Luna en Géminis, tiende a expresar sus emociones profundas y errantes a través de pasatiempos creativos. Comunicadores y mutables, necesitan sentirse estimulados mentalmente casi constantemente. Sociales y exploradores, a los nativos que tienen la Luna en Géminis no les gusta sentirse emocionalmente apegados. Algunos pueden ver esto como falta de emoción, pero en realidad, estos nativos tienen un corazón tan grande que no le ven el sentido a reservar el amor para una sola persona. Cuando aman, lo hacen profundamente, expresando a gritos sus sentimientos.

Signos de Tierra

Capricornio: distribuye la materia. Transmite las leyes; ejecuta; decora; diseña y vende. A nivel emocional todavía tienen mucho que revelar. Estos nativos generalmente relacionan mucho de su valor y equilibrio emocional con el trabajo, pero sus altos estándares y los fracasos percibidos pueden hacerlos cerrarse a las personas. Las personas con el signo Lunar en Capricornio tienen algunas dificultades para manejar las críticas, pero cuando se sienten rodeadas de buenas personas, trabajan para elevarlas y apoyarlas. En el ámbito de las relaciones, no les gusta correr grandes riesgos. Extremadamente realistas y centrados, aprecian la estabilidad y la seguridad de un buen compromiso.

Tauro: dispensa la belleza y los goces; bienestar material. Aptitudes para el arte, la decoración, la música. A nivel emocional, son bastante seguros y estables, lo que significa que a veces no entienden las inseguridades que presencian en otros signos. Sin embargo, estos nativos son muy dedicados a los demás, creando verdaderas conexiones emocionales, aunque esto implique romper las barreras protectoras.

Virgo: reflexión final. Experiencia del desapego; recelo, retraimiento; servicios múltiples. Observa y analiza. Enseñanza. Juicio. En la esfera afectiva, las relaciones están llenas de deseo de estabilidad y seguridad. Descartan las emociones abruptas, ya que son “muy ilógicas”. Como un signo de Tierra, estos nativos prefieren permanecer con los pies en el suelo a soñar con vuelos altos. Sin embargo, cuando realmente están enamorados, tienden a invertir todas sus emociones en la persona amada, a quien mostrarán cuán amorosos y generosos son.

Deja una respuesta