Otras historias

La creación en tu vida diaria

Al hablar de la Creación, no me refiero solo a acontecimientos que tuvieron lugar hace miles de años, si no a un proceso que está sucediendo cada día en tu interior.

La Creación es un ser vivo, latente, que nace, crece y se desarrolla con cada nuevo día. Es un proceso maravilloso que ayuda a despertar la conciencia, que impele a sentir la vida, a saber que se evoluciona.

Es importante mostrar una actitud abierta, de participación, de integración, de sentirse parte de un todo, en el cual aportando un granito de arena ayudas a que evolucione el planeta.

Por lo tanto la creación es lo que la física llama un continuum, un proceso que no tiene ni principio ni fin.

Nos cuentan los textos tradicionales que el trabajo del jefe de nuestro sistema solar consistió en mezclar las doce esencias zodiacales para formar con ellas todo lo que hoy existe en la galaxia. 

La Cábala cuenta que los zodiacales eran una especie de energías creadoras, que prestaron su esencia para formar nuestro mundo. Esto daría sentido al hecho de que todos nacemos bajo la dirección de un signo zodiacal. Y cuando levantamos nuestra carta del cielo personal, lo que llamamos la carta astral, aparecen repartidos los planetas por los 12 signos.

Para llevar a cabo su plan, dividió su espacio en siete planos y se fijó un plazo de siete Días Cósmicos para llevar su obra a la perfección.

Ahora ya entiendes por qué son siete los días la semana ¿Verdad? Y también son siete los planetas principales de nuestro sistema solar: Saturno, Júpiter, Marte, Sol, Venus, Mercurio, Luna.

Desde un punto de vista humano parece un plazo muy corto para tanto trabajo, pero los conceptos de espacio y tiempo que maneja Dios son distintos de los que empleamos nosotros, mucho más amplios. 

Si te fijas en lo que sucede en el mundo de los sueños, el que en terminología esotérica se llama el mundo astral o de deseos, ves que cuando duermes, el concepto que tienes del tiempo se difumina. Esto es lo que permite que puedas dormir una hora y haber tenido un sueño tan intenso que te pareció que duraba siglos.

Buscando una aplicación práctica de esa división podríamos decir que si nuestro arquitecto ha dividido su obra en etapas, nosotros también deberíamos fraccionar nuestro trabajo en fases y fijar para cada una de ellas un plazo determinado. De esta forma conseguiríamos que los proyectos estuvieran organizados siguiendo un esquema natural.

Las siete fases de un proyecto

  • Organizar
  • Amplificar
  • Corregir
  • Tomar consciencia
  • Adornar, embellecer
  • Comunicar
  • Proyectar al exterior

La creatividad es otra cosa.

En el post de hoy te explico por qué todas las personas somos creativas, los tipos de personas creativas y… te lanzo el primer reto para fomentar semana a semana la creatividad.

Eres muy creativo.

Antes de lanzarte el reto te voy a hablar de por qué eres más creativo de lo que te consideras y por qué utilizas tu creatividad mucho mejor de lo que  también consideras.

Aunque se tiende a etiquetar a las personas con si son creativas o no lo son, lo cierto es que se pueden distinguir cuatro tipos ver creativos (aunque en los grises estará tu propia personalidad) aunque seguro que existen muchos más.

  • El que niega su creatividad
  • El que es creativo y cree que no lo aprovecha
  • El que crea sin cesar pero no termina nada de lo que empieza.
  • El que tiene muchas ideas y no las plasma

EL NEGATIVO

Dícese de aquella persona que niega rotundamente ser creativa, pero se trabaja las asesorías, innova y sorprende a sus cliente o cocina con ese toque tan suyo y es capaz de resolver problemas que se le plantean. ¿O acaso todo lo dicho anteriormente no es ser creativo?

El negativo cree que la creatividad sólo tiene que ver con cuestiones artísticas, pero lo cierto es que la creatividad es una habilidad que tenemos todos los seres humanos.

EL ASPIRANTE

Es aquella persona que se considera creativa pero cree que no utiliza su creatividad de forma provechosa. En cambio, en su trabajo está todo el día aportando ideas innovadoras.

El aspirante cree que la creatividad realmente útil es la productiva únicamente. En cambio, en su día a día es muy creativo y no sólo en su trabajo. 

EL CREADOR EMPEDERNIDO

Es la creatividad productiva personalizada.  Crea sin parar. Pinta, cose, escribe cuentos… No para. Pero a veces le cuesta disfrutar de esa creatividad sin un fin concreto.

La creatividad no tiene que ser productiva, pero además, es bueno que no lo sea de vez en cuando.

EL IMAGINATIVO

El imaginativo tiene una imaginación prodigiosa, pero a veces no sabe cómo canalizarla. Y éso la convierte un poco, a ratos en frustrada.

La imaginación y el pensamiento creativo ya son creatividad pura, no necesitamos nada más, y no es malo no necesitarlo.

¿A qué grupo perteneces?

Por eso es tan importante ejercitar y canalizar tu creatividad. No sólo para crear, conseguir o hacer ”check” a esa lista interminable, si no para uso propio, para conocernos mejor. Por el simple hecho de ser y sentirnos creativos. Volver a jugar, a imaginar y a ser niños. Potenciar la creatividad como camino, no como objetivo.

Parece que la creatividad está muy de “moda” en nuestros días y es algo a lo que se le da mucha importancia, pero, ¿por qué es tan necesario que seamos creativos hoy en día?

Aunque solo parezca una frikada la publicidad, el Marketing, etc., la creatividad es, en realidad, un requisito indispensable que debe extrapolarse a todos los ámbitos de la vida de cada uno de nosotros. Podría dar miles de razones por las que ser creativo hoy en día es tan importante, pero me limitaré a explicar los cinco principales motivos por los que yo considero que la creatividad debe estar en todos los ámbitos de nuestra vida.

En primer lugar, no cabe duda de que hoy en día casi todo está inventado. De hecho, desde aproximadamente los años cincuenta hasta nuestros días, apenas han habido nuevos inventos, lo único que se ha hecho es mejorar los existentes. Esto no quiere decir que una mejora no implique una gran innovación envuelta de creatividad; no obstante, pocos se preocupan en que esas mejoras se conviertan en esa gran innovación envuelta de creatividad (permítanme ser redundante, pero he de insistir mucho en este tema).

Estamos cansados de ver siempre lo mismo, y casi nada nos sorprende. Por eso es tan importante que se generen nuevas ideas creativas y que el mundo esté lleno de creativos encargados de pensarlas y llevarlas a cabo.

El segundo motivo es que la creatividad permite que nuestra sociedad avance. Llegar a ideas que nunca antes se le había ocurrido a nadie y romper con todo lo que se venía haciendo anteriormente favorece un aumento en el ritmo de los avances sociales, tecnológicos, o de cualquier ámbito, y, al mismo tiempo, nos evita el hecho de quedarnos estancados en una sociedad permanentemente obsoleta.

Por otro lado, no podremos llegar a generar ideas creativas para dar soluciones a los problemas de nuestra sociedad si en nuestro día a día no vivimos de manera creativa. Y es que la creatividad no solo está en el ámbito profesional; no se limita a pensar en nuevas formas de negocio, sistemas de producción o maneras originales de vender un producto.

También podemos ser creativos a la hora de hacernos el desayuno, vestirnos, buscar planes para hacer con la familia o los amigos… y de esta forma, poco a poco, es como fomentamos la creatividad en nuestra vida diaria. Así, conseguiremos llegar a grandes ideas que nos permitan alcanzar el éxito y dar solución a los problemas de la sociedad.

Pero la creatividad no solo nos permite tener nuevas ideas y realizar nuestras tareas de forma original, sino que además, integrar la creatividad en nuestro día a día hará que esta sea más divertida, y alcanzar grandes ideas te reportará una gran satisfacción personal por sentirte diferente a los demás y ser original. Por último, una mente creativa es una mente abierta, y una mente abierta te convierte en una persona enriquecida por toda la influencia que adquieres de tu alrededor que, a su vez, te hace tener una mente más creativa.

Podría darte miles de motivos más, pero es mejor que pruebes tú mismo a llevar la creatividad a todos los ámbitos de tu día a día para descubrir la importancia de ser creativo.

Cuestiona todo

Si te encuentras ante una barrera porque has encontrado varias ideas y no sabes cuál seguir, intenta cuestionarlas todas. Conviértete en tu propio crítico, como si fueses otra persona. Te sorprenderás de lo fácil que es descartar conceptos o ideas que antes te parecían buenas.

El método S.C.A.M.P.E.R.

El proceso conocido como S.C.A.M.P.E.R. trata de cuestionar y probar ideas desde diferentes puntos de vista. Las siglas responden a: Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Pensar en otros usos, Eliminar, Revertir. En cada paso, se plantea cómo sería el desarrollo de la idea cambiando los conceptos.

Este método se utiliza para cambiar el enfoque de la idea o problema. Con cada paso se genera una pregunta que pone en tela de juicio la idea y eso ayuda a replantearse todo y encontrar la mejor solución.

Hábitos para mantener la creatividad

Es bueno practicar de vez en cuando con este tipo de ejercicios. Pero también podemos realizar ciertas rutinas diarias que nos ayudarán a desarrollar la creatividad.

  • Busca inspiración en otras personas, toma sus ideas para mejorarlas y crear las tuyas propias. Ser creativo y original no es lo mismo que ser el primero en tener la idea.
  • Practica la imaginación con algo que te apasione y conozcas bien.
  • Descubre cuál es tu mejor momento del día y de la semana para practicar la creatividad.
  • Utiliza música adecuada para cada momento: si necesitas motivación usa canciones con ritmo y si tienes que concentrarte ponte música melódica, sin voces.
  • Decora la zona que usas para trabajar o estudiar con juguetes, muñecos o pósters creativos que te inspiren.

Con estos hábitos y técnicas conseguirás fomentar la creatividad y notarás como mejoras poco a poco. Al principio puede costar, pero, cuando consigas crear la rutina, te resultará más fácil.

No subestimes el poder de la creatividad. Te sirve tanto para el trabajo, como para las relaciones personales y tus actividades preferidas. Ya no esperarás sentado a que te llegue la inspiración, tú la encontrarás a ella.

Te propongo este ejercicio para activar tu creatividad

 Durante 3-5 minutos al día deja el móvil, observa e imagina.

-En el momento del día en el que sabes que estás conectado al móvil (trayecto al trabajo, esperando, en casa…), desconecta de él (apágalo, siléncialo, pasa de él… Vamos, tu puedes!)

– Selecciona a una persona de tu alrededor ( a falta de personas siempre son buenos animales, objetos, flores…).

-Imagina su vida o una historia para esa persona.

Durante 15 días crea el hábito y rompe la rutina actual de mirar la pantalla del móvil.

¿Me explicarás qué te ha parecido? ¿Cómo ha ido la semana con este cambio de rutina? 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies