El vaso de agua.

El vaso de agua.

Un maestro, entro en clase y en lugar de dar el temario habitual de matemáticas, sacó un vaso lo lleno de agua más o menos hasta la mitad.

Los alumnos esperaban la típica pregunta: “¿Cómo está el vaso? ¿Está medio lleno o medio vacío?” Sin embargo, el maestro preguntó:

– ¿Cuánto pesa este vaso? .

Las respuestas variaron entre 200, 250, 3000gramos dependiendo del alumno.

El maestro respondió:

-El peso total no es importante. Todo depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo un minuto, no es problema, ya que tengo capacidad suficiente para hacerlo.

Si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo. Pero si lo sostengo un día entero, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, es siempre el mismo. Pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, y más difícil de soportar se vuelve.»

Y continuó:

Las preocupaciones, los pensamientos negativos, los rencores, el resentimiento, son como el vaso de agua.

-Si piensas en ellos un rato, no pasa nada. Si piensas en ellos todo el día, empiezan a doler. Y si piensas en ellos toda la semana, acabarás paralizado, e incapaz de hacer nada-.

¡Acuérdate de soltar el vaso! No dejes que los pensamientos negativos lleven el peso de tu vida.

Deja una respuesta