• Historias cotidianas

    Los dos pescadores

    Era domingo, Antonio se había puesto el despertador a primera hora de la mañana para ir a pescar. Era su hobby favorito, y siempre que podía se iba a un río cercano de a su casa y echaba la mañana. Le servía de distracción y ponía en orden sus ideas, ya que solía tener mucho tiempo para ello. Pues que casi siempre se venía con la cesta vacía de peces. Cuando llegó tenía bastante sitio donde ponerse, a pesar de no haber madrugado, pues era un día gris y nada apetecible. El río estaba solo a excepción de un individuo que por lo que observó Antonio tenía maña a la…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies